Diario de viaje

Viaje a Estocolmo en 3días

Viaje a Estocolmo visitando Gamla Stan, Skansen y el Museo Vasa

Este es el diario del viaje a Estocolmo que realizamos en octubre (2014) y que nos llevó a conocer la capital Sueca en 3 días.

Día 1: Vuelo Barcelona – Estocolmo

Cogimos un vuelo directo con Vueling a Estocolmo. Salimos a las 9:30 del Prat y llegamos a las 13h a Estocolmo. A la salida del aeropuerto (cerca de la zona de llegadas) compramos los billetes para coger el bus Flygbuss; precio joven (hasta 25 años) 99 SEK solo ida; ida y vuelta 178 SEK. Otra opción es coger el tren Arlanda Express que en 20 minutos te deja en la estación de tren central, pero descartamos esta opción porque el precio del billete es casi el doble que el del bus. Cogimos el bus en la parada 1 y en 45 minutos llegamos a la estación central. Desde allí fuimos andando al hotel (buscamos uno que estuviera cerca de la estación expresamente).

Como sabéis los precios de los países nórdicos son altísimos si lo comparamos con lo que estamos acostumbrados aquí, y el hotel no podía ser una excepción. Nos alojamos en el Hotel Colonial y pagamos 196€ por 2 noches (baño privado y desayuno incluido); a pesar del precio fue una buena elección ya que estábamos bien ubicados, la habitación era mejor de lo que esperábamos (era un 2*) y el trato del personal fue muy bueno (la mayoría de ellos eran castellano parlantes además).

Södermalm desde Gamla Stan

Södermalm desde Gamla Stan

Ese era el único día que íbamos a tener sol así que decidimos comer los bocadillos que llevábamos preparados en un momento en el hotel mismo e ir al centro a disfrutar del buen tiempo. Fuimos andando a la isla de Gamla Stan y allí nos perdimos por sus calles durante un buen rato, hasta que paramos a merendar en la famosa plaza Stortorget. Cuando hubimos recorrido casi todas las calles del casco antiguo cruzamos el puente a la isla inferior Södermalm, no sin antes contemplar las bonitas vistas de la isla desde la parte inferior de Gamla Stan.

Queríamos subir al Katarina elevator para ver las vistas de la ciudad pero estaba en obras y no pudimos, así que lo que hicimos en vez de eso fue recorrer las calles Söder Mälarstrandy Katarinavagen que quedan a izquierda y derecha de Slussen. Desde cualquier punto se ve la isla de Gamla Stan y el precioso skyline de la ciudad. Fuimos también a la calle Katarinavagen porque la recomendaban en la guía como una de las más pintorescas de Estocolmo. Vale la pena ir por las vistas que hay de la ciudad desde allí, pero la calle en sí no nos pareció tan espectacular como para ir expresamente si no viene de paso.

Una vez se hizo de noche por completo y teniendo en cuenta que teníamos un buen paseo hasta el hotel decidimos volver para cenar y  acabar así la jornada.

Plaza Stortorget

Plaza Stortorget

Día 2: Estocolmo

Nos levantamos pronto, desayunamos y salimos a las frías calles de Estocolmo. Venimos de estar a 25ºC en Barcelona así que los 15ºC de diferencia los notamos especialmente y vamos con abrigo, bufanda, gorro y guantes ya. Ese día había previsión de lluvia a partir de mediodía, así que el plan era pasar la mañana en Skansen y en cuanto se pusiera a llover ir al Museo Vasa

Desde el hotel hasta Skansen había 4 kilómetros, pero decidimos hacerlos andando en vez de coger transporte público para recorrer las calles de la ciudad. Fuimos por las comerciales calles del barrio Noormalm y seguimos por el boulevard  Strandvagën, por donde pasa el tranvía histórico de Djurgården. Es imprescindible recorrer este paseo marítimo, ya que allí hay algunos de los edificios y casas más bonitos de Estocolmo. Al final de la calle cruzando el puente Djurgårdsbron llegamos a la entrada de Skansen (la entrada principal está a la izquierda de Circus). Pagamos 100 SEK por persona.

Skansen

Skansen

Skansen es una Suecia en miniatura, donde hay casas, granjas, iglesias y animales típicos del país. Todos los edificios son reproducciones tamaño real y algunos se pueden visitar por dentro.

Nosotros entramos en una granja donde encontramos a una trabajadora que amablemente nos mostró un libro con fotos y nos explicó costumbres de la familia dueña de la granja. También vimos cerdos, vacas, osos y renos – entre otros. Creo que es una visita muy interesante para conocer la cultura del país; además, los amantes de la naturaleza disfrutaréis mucho por el entorno en el que se encuentra, ya que, al fin y al cabo, es un parque.

Una vez visto casi todo el parque y llegada la hora de comer salimos para ir al Museo Vasa, que está a pocos metros de Skansen. La entrada al museo son 130 SEK para los adultos y 100 SEK para estudiantes (hay que mostrar el carnet ISIC). Entrando a la izquierda hay unas mesas de picnic donde puedes comer, así que aprovechamos para tomar los bocadillos que llevábamos preparados.

En este museo se expone un barco (Vasa) del siglo XVII que se hundió poco antes de llegar al puerto y que se conserva casi intacto hasta hoy. El museo se construyó expresamente para darle cabida y es el más visitado de Escandinavia.  Además de toda la historia del barco hay diferentes exposiciones relacionadas.

Estuvimos allí hasta las 17h que es cuando cerraban (estaba diluviando y queríamos hacer tiempo a ver si paraba un poco…). Salimos y fuimos directos a coger el tranvía que nos dejaría en el centro y, dado que nos habíamos mojado un poco y hacía frío, aprovechamos para meternos en un centro comercial y tomar un chocolate caliente. Una vez recompuestos volvimos andando al hotel para cambiarnos y salir a cenar a un italiano que nos quedaba cerca.

Museo Vasa

Museo Vasa

Día 3: Estocolmo

Éste era nuestro último día del viaje a Estocolmo y solo disponíamos de la mañana. El avión salía a las 17:00h y teníamos que ir hasta el aeropuerto y comer antes; así que nos despertamos pronto y después de desayunar y hacer al check-out nos dirigimos hacia el Ayuntamiento. Desde allí también pudimos disfrutar de unas bonitas vistas a las islas de Södermalm y Gamla Stan.

Una vez visitado el ayuntamiento cruzamos el puente Vasabron y fuimos a Riddarholmen, que es el barrio pequeño que está al lado de Gamla Stan. Allí hay una bonita plaza e iglesia (Riddarholmskyrkan) que solo pudimos ver por fuera porque estaba cerrada. Después nos dirigimos hacia la catedral y el Palacio Real, donde por casualidad llegamos al cambio de guardia a las 12:00h.

Gamla Stan desde el Ayuntamiento

Gamla Stan desde el Ayuntamiento

Continuamos hacia Norrmalm a través de la isla Helgeandsholmen (cruzando el puente Norrbro), donde está el Parlamento sueco (Riksdagshuset) y sus jardines; y más adelante pasamos por St Jakobs kyrka y los jardines Kungsträdgarden, que en primavera deben estar preciosos pero en esta época están todos los árboles bastante pelados.

Se nos había hecho ya bastante tarde, así que el poco tiempo que nos quedaba lo dedicamos a recorrer la calle Drottninggatan, que es una avenida peatonal llena de tiendas, y a visitar el Hötorget Market, que se visita rápido ya que es muy pequeño. Al llegar al final de la calle ya nos dirigimos al hotel, donde nos dejaron usar el espacio de desayunos para hacernos la comida y comer antes de ir a coger el bus para ir al aeropuerto.

St Jakobs Kyrka

St Jakobs Kyrka

Y hasta aquí nuestro viaje a Estocolmo. Una ciudad cara pero preciosa y muy recomendable!!

Dejar un comentario